jueves, 10 de agosto de 2017

Necesito irme | Reflexiones

Necesito irme, caminar por ahí,
mirar desde lo alto de un malecón que rima con corazón,
sembrar con la mirada,
que se forme un nudo en la garganta,
disfrutar de una emoción en el pecho todo el día, toda la tarde,
también desesperarme por no poder contarle a nadie lo que vi, lo que viví.

Es preciso que yo me vaya,
que yo me pierda en el camino,
ser un ser humano,
fallar,
salir a la cancha,
jugar,
perder.

Necesito saber si hoy de carne y hueso,
hablar de lo que sé,
de lo que soy,
de lo que hice.

Callar,
enseñar,
aprender,
amar,
llorar,
ser indiferente,
comprometerme.

Quiero irme para
conocer,
que me conozcan,
por eso me voy, aunque estos días se me hagan eternos,
estos días donde la palabra que más preciso, y que más me late en mi sien, es Paciencia.

(Cuaderno Andes Natural, martes 8 de agosto)

jueves, 22 de junio de 2017

Un árbol viejo | Relato

Foto por: Mariela Martínez


He visto un árbol viejo cuyo tronco seco me imagino pronto como leña, o cortado en trozos de menos de un metro que servirán de asientos, yo no quisiera que muera pero es inevitable su destino, como el nuestro, pero yo no serviré ni como leña ni como asiento, tal vez mis ideas y lo que escribo aquí llegue alguna vez a ser combustible para el alma de otros, tal vez en la casa que construya se puedan sentar algunos a pensar, tal vez, tal vez no. Mi mirada se ha ido luego a sus raíces, me imagino que se aferra a algo, a la vida, a la esperanza de que esto cambie, de que no haya que luchar más para sobrevivir sino que alguna vez podamos vivir solamente para pelear por nuestros sueños. Habrá tenido sueños este árbol, me pregunto, habrá soñado con llegar más alto de lo que llegó, se habrá decepcionado de la vida alguna vez, se habrá dejado algo en el tintero de lo cual se arrepienta, no lo sabremos. Y si la mayor parte de nuestra comunicación es no verbal, por qué entonces no puedo hablarle ni él me puede hablar, por qué nos tenemos que limitar a saber si es feliz o no, solamente a través de observar el color de sus hojas o de su frondosidad. Que lleguen pájaros a posarse sobre él nos dice algo acaso, o que sus ramas llenas de hojas se mezan al ritmo del viento, o que los niños jueguen a su alrededor, son señales acaso de que él la pasa bien. Bueno, no quiero ser negativo, me sentaré en esta banca que está aquí (que está hecha de madera de otro árbol) a pensar, a intentar decirle algo o preguntarle aunque no encuentre respuesta. Los niños corren, los pájaros vuelan, los gritos de unos y los cantos de otros, la garúa fina que cae o empieza a caer, las palabras que trae el viento algunas veces como pequeños silbidos. Empiezo a sentir que el árbol dice cosas en el rechine de sus ramas, en ese batir acelerado de unas hojas contra otras cada vez que viene en tromba un párrafo de viento. Batir de hojas que se cuentan por miles, yo tomo un gran bocado de aire cada vez que el viento me lo recuerda, una pequeña pelota llega a mis pies y yo me apuro a regresarla, los heladeros venden helados y las mamás se acercan a comprarles, el árbol dice algo, yo no lo alcanzo a escuchar, le ha dado un codazo a un poste de luz que acaba de encender pues va a caer la tarde, le dice que se haga más para allá, que siempre es lo mismo, de castigo está tapando con sus manos su luz para que no ilumine bien, le duele el pie izquierdo que agrieta una vereda, sonríe también porque se ha dado cuenta de que se ha puesto de mal humor y no hay razón para eso, se calla, suspira, se da cuenta también de que el sol se va a ir por el día de hoy y hay que aprovecharlo, incluso en un futuro no muy lejano el sol le abandonará del todo, se siente achacoso y es consciente de que tenía mejor ánimo para los niños en el pasado, es un árbol, es un árbol. Yo comienzo a entender.


Lima, 19 de junio de 2017
(Basado en un verso escrito la noche anterior en la libreta Starbuck 4)



Libreta Starbucks 4

miércoles, 19 de abril de 2017

Sacsayhuamán y otras ruinas en Cusco | Viajes


Día de paseo en Cusco, caminamos desde el complejo de Tambomachay, pasando por Puca Pucara, Quenco, Mirador del Cristo Blanco, desde donde se aprecia todo Cusco, y la espectacular Sacsayhuamán, hasta llegar a la hermosa Plaza de Armas. Debo dar crédito a Saskia, quien me acompañó en esta caminata, pues fue a ella a quien se le ocurrió que un taxi nos dejara en Tambomachay y luego hacer todo el recorrido a pie sin tomar un guía. En sus palabras: ¡Qué día perfecto, qué día chévere!



Mi canal: https://www.youtube.com/juanestuardo
Blog personal: http://lapoesiatienetuvoz.blogspot.pe/
Facebook: https://www.facebook.com/juanestuardo
Twitter: https://twitter.com/juanestuardo
Instagram: https://www.instagram.com/juanodeviaje/
Google+: https://plus.google.com/+juanestuardo
Comunidad educativa: http://www.escueladecostos.com/
Linkedin: https://www.linkedin.com/in/juanestuardoramossilva

sábado, 15 de abril de 2017

El café de la mañana | Relato

Ilustración por el autor de este blog.

Por: Juan Estuardo

Tú estás sentada sobre el marco de la ventana mirando el horizonte, el mar, la gente que viene y que va, las gaviotas que vuelan cerca y las que vuelan lejos, te veo de perfil, perdida en todo aquello, a mí también me gusta tenerte ausente, dentro de un momento te diré que amo cómo acaricias tus rodillas allí sentada, te lo diré cuando te sientes a tomar el café de la mañana a esta mesa, y ahora pienso en lo mucho que me costó darme cuenta de que quería vivir contigo, de que quería cambiar mi forma de ver la vida, de que quería compartir contigo más cosas que solamente un par de viajes, es cierto, tal vez me demoré en darme cuenta, pero no me culpo, era ignorante, y no está mal decirlo, simplemente no conocía todas las cosas buenas que tenía la vida para mí, no sabía que se podía mejorar, soñar, amar, volar, y así fueron pasando los años, y así llegaste, en medio de esa bruma para empezar a aclarar todo como un faro que se enciende, subí al mismo vehículo donde tú estabas y te conocí, nos reímos juntos de muchas cosas, sobre todo de mis bromas, ahora cuando vamos a comprar fruta nos acordamos de nuestro primer beso en aquella frutería, cuando llueve nos acordamos de aquella noche en Aguas Calientes y también de la forma en que primero nos perdimos en la estación y luego volvimos a encontrar, ahora te tengo sentada enfrente, tú mirando el mar, las gaviotas, las personas que van y vienen, también el horizonte, desconectada de todo y sin embargo conectada conmigo, me da ganas de decirte que te quiero, que pases a sentarte a la mesa y que corras las cortinas, que tomes un sorbo de este café delicioso que he preparado, pero me entra miedo, una sensación de vacío que si la dejo que me domine me desborda, entonces la controlo, me pongo fuerte, y veo que tú lo intuyes y por eso volteas a mirarme, tú también tienes miedo y con tu mirada me has dicho que entiendes lo que siento pero que estás dispuesta a navegar, sólo me has mirado un segundo y has regresado al mar, en estos meses has ganado una seguridad que me anima el corazón, que me hace querer quedarme junto a ti a ver qué pasa, que me hace poner toda la carne en el asador, aunque no comamos carne, ahora me estás diciendo que más tarde vayamos a la playa, te respondo que sí y le doy un sorbo más a mi café, te digo que el tuyo se está enfriando, que vengas, que te sientes conmigo, pero me pides que te lleve tu taza y que me siente junto a ti, eso hago, camino con cuidado porque en una mano llevo tu taza llena y en la otra llevo la mía a medias, me miras a los ojos mientras te la entrego, hace mucho calor pero nos gusta tomar café, me gusta que me acompañes a mirar por la ventana, me dices, yo estoy mirando otro paisaje que me gusta más, tú, te contesto, tú te ríes, le das un sorbo a tu café y me miras con esa sonrisa tímida que a su vez es tan tierna, me quedo mirando tus manos seguras cómo apresan tu taza, te sonríes otra vez porque te he mirado las piernas, yo estoy sentado al borde de la ventana pero con los pies en el suelo, tú en cambio sigues con los dos pies apoyados sobre el marco, nos miramos, estás viviendo un sueño, puedo verlo en tu mirada, yo estoy viviendo algo que nunca viví, vuelves a sonreír, debe ser por la forma en que te estoy mirando, entonces bajas los pies de la ventana, los asientas en el suelo, yo también me pongo de pie, tú corres las cortinas, yo cojo tu taza y la pongo junto a la mía sobre la mesa, ambos queremos arriesgarnos y queremos soñar, lo único que queremos es aprovechar este verano que nos ilumina por completo, este verano que enciende el cielo, que enciende el mar y todas las cosas, queremos aprovechar este verano, luego en el invierno ya veremos. 


Lima, 26 de febrero de 2017

(Cuaderno Azul, Iris Colors)

jueves, 13 de abril de 2017

Frente a la Catedral del Cusco | Poema

Tomada por el autor de este blog.


Por: Juan Estuardo


Todavía sigo soñando que estoy frente a la Catedral del Cusco. Y me pasa lo mismo, no saber si quedarme mirándola, ponerme a dibujarla, no saber si reír o llorar. Así las cosas, solamente atino a tomar esta foto, darme media vuelta e irme con un nudo en la garganta que guardo hasta el día de hoy. Y ahora quiero volver desde Lima y ya no puedo, ya no hay aviones que vayan al Cusco, los pasajes han sido vendidos todos y para siempre. Entonces en mis sueños sólo me queda esta foto para recordarla, y sólo me queda esperar a mi siguiente sueño a ver si esta vez me atrevo a entrar.

Todavía sigo soñando que estoy frente a la Catedral del Cusco. Y me pasa lo mismo, no saber si quedarme mirándola, ponerme a dibujarla, no saber si reír o llorar. Así las cosas, solamente atino a tomar esta foto, darme media vuelta e irme con un nudo en la garganta que guardo hasta el día de hoy. Y ahora quiero volver desde Lima y ya no puedo, ya no hay aviones que vayan al Cusco, los pasajes han sido vendidos todos y para siempre. Entonces en mis sueños sólo me queda esta foto para recordarla, y sólo me queda esperar a mi siguiente sueño a ver si esta vez me atrevo a entrar. 😊 #cusco #cuscoperu #peru #southamerica #travelling #travelphotography #arquitecture #architecture #catedral #cathedral #plazadearmas #plaza #mainsquare #inca #perou #reflexiones #travel #traveljournal #viajero #mochilero #perulovers #igerperu #escribiendo #instatravel #instagood
Una publicación compartida de Juano de Viaje x Juan Estuardo (@juanodeviaje) el

martes, 11 de abril de 2017

Canopy en Cusco | Viajes


A pesar de ser una actividad que quería hacer hace mucho tiempo, hasta hoy no había hecho Canopy. Esta vez en Cusco me dije "es ahora o nunca" y hasta me animé a hacer la posición boca abajo donde, con los brazos abiertos, puedes experimentar la sensación de volar. Si vas a Cusco esta es una opción que te va a quitar el estrés, todo esto en medio de los mejores paisajes y naturaleza.



Mi canal: https://www.youtube.com/juanestuardo
Blog personal: http://lapoesiatienetuvoz.blogspot.pe/
Facebook: https://www.facebook.com/juanestuardo
Twitter: https://twitter.com/juanestuardo
Instagram: https://www.instagram.com/juanodeviaje/
Google+: https://plus.google.com/+juanestuardo
Comunidad educativa: http://www.escueladecostos.com/
Linkedin: https://www.linkedin.com/in/juanestuardoramossilva


Haiku #3 | Poesía

_ Casa alejada, Allí no vive nadie, Excepto yo. . . Día 3 de #haikus. Inspirado en este dibujo hecho con carbón de palo santo. . . #h...