Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2015

Anoche Soñé Que Iba A Viajar A Santiago

Por: ©Juan Estuardo
Anoche soñé que iba a viajar a Santiago. Y ahora qué hago, pensé, mi avión sale a las 12 y yo no he hecho mi equipaje.
Pero ¿a qué viajaba? No lo sé, me gustaría dormir de nuevo para poder averiguarlo.
¿Me iría de paseo? No lo creo. Suena más razonable que viajara por trabajo.
Y nada más recuerdo tener mucho por hacer, pero ahora mismo ya no recuerdo qué.
Sólo la sensación de haber estado angustiado. Mi avión salía a las 12, vuelo directo Lima-Santiago.
En el avión redactaría lo que tenía pendiente: ¿Qué sería?
¿Un informe, un poema sin métrica y sin rima, una carta de presentación?
No lo sé.
Pero eso sí, debía llamar a Connie para que vaya a Santiago, nos tomaríamos un café como habíamos quedado.
Pues yo sólo iba unos pocos días y ella vive en una ciudad cerca de Viña del mar.
Idea original y primer borrador escrito el 9 de diciembre de 2014, tras haber soñado la noche anterior con, como inicia el poema, que iba a viajar a Santiago (Chile). La ilustración que acomp…

El Lobo Que Sabía Divertirse

Por: ©Juan Estuardo

Se han llevado el susto de sus vidas, ellas han salido volando despavoridas. Yo sólo he puesto mi cara de chico malo, he mostrado mis fauces y he gruñido apenas. ¿Qué hacían a esta hora lejos de su panal? Estarían haciendo algo malo seguro.

Y aunque ellas ya están lejos, los árboles aún siguen conteniendo la risa. Ellos saben que no soy capaz de matar una mosca y menos una abeja. No me delatarán porque saben que espero por esto, tras las matas, cada noche.

Pero mis árboles, cómplices, jamás me han visto siquiera sonreír, yo guardo las apariencias. Y sin embargo están seguros que regresaré corriendo a mi guarida y me echaré a reír por horas hasta llorar de la risa. Pobres abejas.

El mundo pensará que mis aullidos son extraños, lo que no saben es que suena igual mi risa que mi llanto.

Escrito entre el 13 y 17 de marzo de 2015.
Inspirado en la ilustración de Candela Ferdmann que acompaña este post.

Sígueme en Twitter como @juanestuardo
Sonrisa, Poesía, Árbol, Ilustración…

Era Apenas Una Plantita

Por: ©Juan Estuardo

Yo le echaba agua todos los días. Era apenas una plantita con dos hojas pero estaba llena de ramas que no se ven. De esperanza que se refleja en las losetas verdes y el silencio del suelo. Las losetas negras me hacían recordar que también puedo fallar. Yo me ruborizaba a veces, torcía los labios, cerraba los ojos para no ver la realidad. Para no hacerme ilusiones, ni sentir la alegría de verte germinar. Mi sombrero negro era sólo el matiz de una sonrisa y por entre los cuadros negros de mi pecho siempre había un camino para llegar a mí. Y el jarrito naranja de todos los días. Y el chorrito agua de silencio turquesa. Y mi nariz siempre atenta a la salida del sol.

Escrito el sábado 7 de marzo de 2015
Inspirado en la ilustración de Marina Aizen que acompaña este post

Sígueme en Twitter como @juanestuardo
Sonrisa, Sol, Poesía, Esperanza, Ilustración, Marina Aizen