Era Apenas Una Plantita


Ilustración de Marina Aizen
Por: ©Juan Estuardo

Yo le echaba agua todos los días. Era apenas una plantita con dos hojas pero estaba llena de ramas que no se ven. De esperanza que se refleja en las losetas verdes y el silencio del suelo. Las losetas negras me hacían recordar que también puedo fallar. Yo me ruborizaba a veces, torcía los labios, cerraba los ojos para no ver la realidad. Para no hacerme ilusiones, ni sentir la alegría de verte germinar. Mi sombrero negro era sólo el matiz de una sonrisa y por entre los cuadros negros de mi pecho siempre había un camino para llegar a mí. Y el jarrito naranja de todos los días. Y el chorrito agua de silencio turquesa. Y mi nariz siempre atenta a la salida del sol.

Escrito el sábado 7 de marzo de 2015
Inspirado en la ilustración de Marina Aizen que acompaña este post

Sígueme en Twitter como @juanestuardo
Sonrisa, Sol, Poesía, Esperanza, Ilustración, Marina Aizen

Juano de Viaje

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.

Publicar un comentario