Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2017

Necesito irme | Reflexiones

Necesito irme, caminar por ahí,
mirar desde lo alto de un malecón que rima con corazón,
sembrar con la mirada,
que se forme un nudo en la garganta,
disfrutar de una emoción en el pecho todo el día, toda la tarde,
también desesperarme por no poder contarle a nadie lo que vi, lo que viví.

Es preciso que yo me vaya,
que yo me pierda en el camino,
ser un ser humano,
fallar,
salir a la cancha,
jugar,
perder.

Necesito saber si hoy de carne y hueso,
hablar de lo que sé,
de lo que soy,
de lo que hice.

Callar,
enseñar,
aprender,
amar,
llorar,
ser indiferente,
comprometerme.

Quiero irme para
conocer,
que me conozcan,
por eso me voy, aunque estos días se me hagan eternos,
estos días donde la palabra que más preciso, y que más me late en mi sien, es Paciencia.

(Cuaderno Andes Natural, martes 8 de agosto)

Un árbol viejo | Relato

Por: JUAN ESTUARDO
He visto un árbol viejo cuyo tronco seco me imagino pronto como leña, o cortado en trozos de menos de un metro que servirán de asientos, yo no quisiera que muera pero es inevitable su destino, como el nuestro, pero yo no serviré ni como leña ni como asiento, tal vez mis ideas y lo que escribo aquí llegue alguna vez a ser combustible para el alma de otros, tal vez en la casa que construya se puedan sentar algunos a pensar, tal vez, tal vez no. Mi mirada se ha ido luego a sus raíces, me imagino que se aferra a algo, a la vida, a la esperanza de que esto cambie, de que no haya que luchar más para sobrevivir sino que alguna vez podamos vivir solamente para pelear por nuestros sueños. Habrá tenido sueños este árbol, me pregunto, habrá soñado con llegar más alto de lo que llegó, se habrá decepcionado de la vida alguna vez, se habrá dejado algo en el tintero de lo cual se arrepienta, no lo sabremos. Y si la mayor parte de nuestra comunicación es no verbal, por qué entonces …

Sacsayhuamán y otras ruinas en Cusco | Viajes

Día de paseo en Cusco, caminamos desde el complejo de Tambomachay, pasando por Puca Pucara, Quenco, Mirador del Cristo Blanco, desde donde se aprecia todo Cusco, y la espectacular Sacsayhuamán, hasta llegar a la hermosa Plaza de Armas. Debo dar crédito a Saskia, quien me acompañó en esta caminata, pues fue a ella a quien se le ocurrió que un taxi nos dejara en Tambomachay y luego hacer todo el recorrido a pie sin tomar un guía. En sus palabras: ¡Qué día perfecto, qué día chévere!



Mi canal: https://www.youtube.com/juanestuardo
Blog personal: http://lapoesiatienetuvoz.blogspot.pe/
Facebook: https://www.facebook.com/juanestuardo
Twitter: https://twitter.com/juanestuardo
Instagram: https://www.instagram.com/juanodeviaje/
Google+: https://plus.google.com/+juanestuardo
Comunidad educativa: http://www.escueladecostos.com/
Linkedin: https://www.linkedin.com/in/juanestuardoramossilva

El café de la mañana | Relato

Por: Juan Estuardo

Tú estás sentada sobre el marco de la ventana mirando el horizonte, el mar, la gente que viene y que va, las gaviotas que vuelan cerca y las que vuelan lejos, te veo de perfil, perdida en todo aquello, a mí también me gusta tenerte ausente, dentro de un momento te diré que amo cómo acaricias tus rodillas allí sentada, te lo diré cuando te sientes a tomar el café de la mañana a esta mesa, y ahora pienso en lo mucho que me costó darme cuenta de que quería vivir contigo, de que quería cambiar mi forma de ver la vida, de que quería compartir contigo más cosas que solamente un par de viajes, es cierto, tal vez me demoré en darme cuenta, pero no me culpo, era ignorante, y no está mal decirlo, simplemente no conocía todas las cosas buenas que tenía la vida para mí, no sabía que se podía mejorar, soñar, amar, volar, y así fueron pasando los años, y así llegaste, en medio de esa bruma para empezar a aclarar todo como un faro que se enciende, subí al mismo vehículo donde tú es…

Frente a la Catedral del Cusco | Poema

Por: Juan Estuardo
Todavía sigo soñando que estoy frente a la Catedral del Cusco. Y me pasa lo mismo, no saber si quedarme mirándola, ponerme a dibujarla, no saber si reír o llorar. Así las cosas, solamente atino a tomar esta foto, darme media vuelta e irme con un nudo en la garganta que guardo hasta el día de hoy. Y ahora quiero volver desde Lima y ya no puedo, ya no hay aviones que vayan al Cusco, los pasajes han sido vendidos todos y para siempre. Entonces en mis sueños sólo me queda esta foto para recordarla, y sólo me queda esperar a mi siguiente sueño a ver si esta vez me atrevo a entrar. Todavía sigo soñando que estoy frente a la Catedral del Cusco. Y me pasa lo mismo, no saber si quedarme mirándola, ponerme a dibujarla, no saber si reír o llorar. Así las cosas, solamente atino a tomar esta foto, darme media vuelta e irme con un nudo en la garganta que guardo hasta el día de hoy. Y ahora quiero volver desde Lima y ya no puedo, ya no hay aviones que vayan al Cusco, los pasajes han…

Canopy en Cusco | Viajes

A pesar de ser una actividad que quería hacer hace mucho tiempo, hasta hoy no había hecho Canopy. Esta vez en Cusco me dije "es ahora o nunca" y hasta me animé a hacer la posición boca abajo donde, con los brazos abiertos, puedes experimentar la sensación de volar. Si vas a Cusco esta es una opción que te va a quitar el estrés, todo esto en medio de los mejores paisajes y naturaleza.



Mi canal: https://www.youtube.com/juanestuardo
Blog personal: http://lapoesiatienetuvoz.blogspot.pe/
Facebook: https://www.facebook.com/juanestuardo
Twitter: https://twitter.com/juanestuardo
Instagram: https://www.instagram.com/juanodeviaje/
Google+: https://plus.google.com/+juanestuardo
Comunidad educativa: http://www.escueladecostos.com/
Linkedin: https://www.linkedin.com/in/juanestuardoramossilva


El viento | Relato

Por: Juan Estuardo
Suena una música muy tranquila en el comedor, los demás están en su mundo y yo en el mío, bueno, en realidad los demás están compartiendo su mundo con otros y yo estoy solo conmigo, si me pasaba algo así en años anteriores me desesperaba, me angustiaba, ahora estoy en un estado de paz tal que, aunque igual quisiera estar en alguna de esas conversaciones, de esos juegos o de esas risas que se escuchan, sé sobrellevar la situación y alcanzar un nivel adecuado de quietud, de serenidad, ahorita ha pasado un avión y me imagino subido ahí mañana de regreso a Lima, no me siento ni mal ni bien por eso, simplemente es lo que es y vivo así, escucho el avión que se aleja, ahora siento que es momento de estirar las piernas, me levanto y me acerco al umbral de la puerta que comunica con el patio, no sé si vaya a salir del todo, caminar entre la gente sí me puede incomodar un poco, pero igual camino y venzo el temor, no hay lluvia ahora ni ha llovido más temprano, hace un día fabu…

Siempre escribo, no hay forma de no hacerlo

Por: Juan Estuardo
Siempre escribo, no hay forma de no hacerlo. Así sea sólo ideas en la cabeza que luego desarrollo o recolectando imágenes que después me servirán de inspiración, siempre escribo. No hay forma que no piense en escribir, lo disfruto, es parte de mí. La creación a través de las palabras nos enriquece y, además, dicen los especialistas que mientras más domines la palabra te vuelves un mejor pensador, es decir, una persona más crítica (en el buen sentido) y todo lo que eso conlleva. Otro motivo más para escribir.
Siempre escribo, no hay forma de no hacerlo. Así sea sólo ideas en la cabeza que luego desarrollo o recolectando imágenes que después me servirán de inspiración, siempre escribo. No hay forma que no piense en escribir, lo disfruto, es parte de mí. La creación a través de las palabras nos enriquece y, además, dicen los especialistas que mientras más domines la palabra te vuelves un mejor pensador, es decir, una persona más crítica (en el buen sentido) y todo lo que…

Montaña de Siete Colores en Cusco

La subida hacia la Montaña de Siete Colores, Rainbow Mountain o Vinicunca (Provincia de Quispicanchis), es realmente fascinante, los paisajes son hermosos, el cielo es perfecto, parece que estuviéramos entrando en un sueño. Sin embargo es una aventura que nos exige mucho físicamente, para llegar al pueblo donde empieza la caminata son 3 horas en Van desde Cusco, luego de desayunar empieza un ascenso que va desde los 4,300 metros hasta los 5,100. Les recomiendo hacer una preparación física previa. Al momento de coronar la cima la sensación es indescriptible, los colores de la montaña, la felicidad de haber llegado. Parafraseando a Flavia, de Brasil, montañista experimentada y que me acompañó en esta aventura, lograr la cumbre de una montaña es una analogía de la vida: cuando se alcanza es como un objetivo cumplido, pero la vida continúa y siempre hay más montañas por las cuales debemos ir.




Mi canal: https://www.youtube.com/juanestuardo
Blog personal: http://lapoesiatienetuvoz.blogspot…

Pateo una pelota | Relato

Por: Juan Estuardo

Pateo una pelota pequeña para devolverla a unos niños a quienes se les acaba de escapar del área donde juegan, el cielo está maravilloso, es lo que tenemos en común todos los habitantes de esta ciudad, el cielo, sí, yo también soy local aunque esté unos pocos días aquí, luego de patear la pelota ésta ha rebotado contra un muro de piedra que contiene una gran fuente, son piedras perfectas, grandes, de las que se puede apreciar en todos lados en las calles de este barrio, ha rebotado ahí porque no le di la correcta dirección al patearla, tal vez sea porque estoy con zapatos de trekking, o al menos esa sería una buena disculpa si alguien viniera a reclamarme de por qué la devolví tan mal, tengo que reconocer que me da algo de vergüenza, o más bien mucha, cuando no pateo bien una pelota de fútbol, por más que hace años que no lo practique, y es que uno quiere quedar bien con los niños que lo ven, con las chicas que pasan, con todo el mundo, han caído en este momento unas…

El sonido | Relato

Por: Juan Estuardo


Todo el tiempo el mismo sonido, es un chirrido de menos de un segundo, no muy fuerte, pero que se ha repetido desde hace una semana, llegó un momento en que había sonado tantas veces, que algún vecino se puso a contar los segundos entre uno y otro para averiguar si había un patrón, pero no, a veces fueron 20 segundos, otras veces 30, otras hasta un minuto y medio, alguna vez sonaron casi dos seguidos, cómo será de molesto que los vecinos, que nunca se habían hablado, quizá por ahí sólo algún tímido movimiento de cabeza al saludarse, ahora cada vez que se encuentran se quedan conversando sobre ese ruido, sin embargo ese chirrido también ha traído cosas buenas, gracias a ese tema en común, por ejemplo, Paco se ha atrevido a invitar a salir a Tatiana, luego de que ambos se quejaran del sonido en el ascensor, qué molesto ese ruido no, sí, tú también lo escuchaste, por otra parte la señora del piso tres, la que tiene dos perritos que siempre están bien vestidos a la últim…

El astronauta de las Líneas de Nazca | Relato

Por: Juan Estuardo

Ella se sonrió con él, y varios días después, mientras sobrevolaba las Líneas de Nazca con sus amigas, sin saber por qué, lo recordó, él le dijo, estás aquí pero estás allá, ella no entendió del todo la frase pero le causó gracia, tal vez fue la forma en que se lo dijo, o el guiño de ojo que usó para apoyar la frase, o el arco que describió su ceja al levantarse, tal vez alguna de ellas o las tres, quién sabe, ella misma no lo sabe, sin embargo él se fue frustrado pensando que su sonrisa había sido irónica, de autosuficiencia, o hasta de desprecio, alguna de ellas o las tres, él mismo no lo sabe, y así se fue a dormir esa noche, pero ella no había sonreído irónicamente, ni con autosuficiencia, y menos con desprecio, aunque trató de disfrazarla con algo de desdén para causar esa impresión en él, en verdad sonrió genuinamente, con agrado, hasta que entraron a tallar el orgullo tonto que no tenemos cuando somos niños, orgullo que aprendemos a una edad determinada sin sa…

Hasta aquí se escuchan las risas | Relato

Por: Juan Estuardo

Hasta aquí se escuchan las risas del otro parque, donde hay tres o cuatro amigos que toman unas cervezas, no hay bancas dónde sentarse, pero han improvisado un lugar en una de sus esquinas, casi contra la pared de un edificio donde no hay muchos vecinos y así no hay quien se queje de las risotadas, por ahí una señora que tiene confianza con uno de ellos porque es amiga de la mamá, ha salido a reclamarle desde su ventana, pero nada que pueda catalogarse como un altercado, los muchachos han entendido y han bajado el volumen de su conversación, el tono había subido porque hablaban de cosas del nuevo gobierno y siendo ellos estudiantes de Ciencias Políticas se entiende su apasionamiento, yo también lo entiendo, en otros tiempos no sólo ese tema sino cualquier otro me hubiera encendido, pero ahora son años más tranquilos para mí, y en este parque en el que estoy ya nada me saca de mis casillas, camino de un lado para otro esperándola, no tengo mucha fe de que llegue pero …

Luz verde, luz amarilla | Relato

Por: Juan Estuardo

Luz verde, luz amarilla, luz roja para los autos, ahora puedo cruzar, en estos momentos solamente puedo procesar una cosa por vez, por ejemplo, si me imagino una canción, sólo puedo concentrarme en eso, así que debo tener más cuidado al caminar, mejor sería mirar a cada cosa o a cada persona, concentrarme sólo en eso, luces potentes a la distancia, persona con una bolsa que seguramente trae de un supermercado, un pajarito nocturno que aún no se refugia, espera, eso no es importante, concéntrate en las personas, en los autos, en el camino, lo intentaré otra vez, una pareja viene caminando, la chica me mira de reojo, está muy buena como para no guiñarle un ojo pero no me da tiempo, no sé si me miró porque le gusté o porque estoy despeinado, lo mismo da, me miró y ya, hay un árbol que siempre está ahí pero yo no había visto sus detalles, tiene como venas y está frondoso, lleno de hojas verdes y eso me gusta, no estoy mirando el camino, tengo suerte, casi piso una cucara…